Prensa

La realidad de un despropósito

Posted on Actualizado enn

Domingo Buesa en la Jornada “Soñar Sijena 2023”

El Periódico de Aragón ha publicado hoy un artículo de Domingo Buesa Conde, ex Director General de Patrimonio y Cultura del Gobierno de Aragón y Director de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis. Es, además, miembro del Comité Científico de la Plataforma Sijena Sí. Lo reproducimos aquí en su integridad.


Concluyendo 2018 me encargaron el Dictamen sobre el lugar de origen de las obras de arte reclamadas a la diócesis de Lérida, para aportarlo al litigio de los bienes de la Franja (según ellos) y del Aragón oriental (según nosotros). Con ese exhaustivo documento intervine en el juzgado de Barbastro, contestando las preguntas de los letrados catalanes que intentaron invalidar mi intervención por haber sido el iniciador de la reclamación legal en mi condición de Director General de Patrimonio y Cultura del Gobierno de Aragón. Muy bien acompañado por el abogado de nuestro gobierno y por el de la diócesis barbastrense, estuve rebatiendo una serie de cuestiones, que atentaban contra el sentido común y que ignoraban la legislación canónica, hasta que consideraron que era mejor no preguntarme nada más.

Recordando ese momento recupero reflexiones que siguen de actualidad pues quedan objetos por devolvernos: las pinturas de la sala capitular sijenense apalancadas en Barcelona o el archivo de Roda de Isábena, conservado en la catedral de Lérida y sobre el que planea el más indigno y cobarde de los silencios. Por ello, me sigo preguntando como en aquella ocasión algunas cuestiones. ¿Cómo podía obligar el obispo a que le paguen con objetos de arte las reparaciones que tiene obligación de hacer en sus templos diocesanos? ¿Qué opinión debemos tener del obispo que sólo arregla los desperfectos de sus iglesias cuando le regalan algo?

Ciertamente, ante esta primera batería de preguntas la figura de estos prelados catalanes pasa de la condición de pastores a la condición de depredadores. Pero, no se quedaban allí. Esta realidad de obispos cambiando sus obligaciones por “regalos” de objetos preciosos, vuelve a llevarnos a nuevas preguntas: ¿Cómo puede ser el obispo el comprador de los mismos bienes que él tiene obligación de evitar que se vendan? ¿cómo se entiende un obispo anticuario que negocia con sus propios bienes?

Ante el asombro que produce esta actuación, nos queda la gran pregunta: ¿Cómo se atrevieron estos obispos a hacerlo sin contar con los permisos que estaban obligados a pedir? ¿Por qué no queda ni un solo expediente oficial que hable de estas cosas? Si el obispo Messeguer reconocía en una carta que para vender piezas “era necesaria la licencia de Roma”, estaba claro que lo conocía. Y si ellos lo sabían y no existen esos documentos, podemos pensar que eran conscientes de actuar contra derecho e incluso con absoluta falta de ética, frente a los curas que vivían abandonados en la miseria. Ante esta realidad sobra la lógica y hasta da pena que esos coros que defienden la propiedad de Lérida contribuyan a retratar a sus obispos como excelentes depredadores e incluso avezados bandoleros que vendieron sus afectos. Quizás, no estaría de más recordarles la elegancia y el respeto a la ley mantenidos por los obispos de Barbastro-Monzón que han tenido que luchar defendiendo sus diócesis contra este atropello que es un auténtico despropósito.

Al fin han vuelto los bienes a su casa, a nuestra tierra, y renace la esperanza gracias a la Justicia que ha sentenciado lo qué era de derecho. Sin embargo, deberemos seguir alerta porque ha habido curiosas posiciones en esta batalla, término que utilizo pues la consejera Ponsa dice cumplir con el mandato judicial “contra nuestra voluntad, con indignación y un profundo disgusto”. Palabras que son muy diplomáticas comparadas con las de Omnium Cultural Lleida que (periódico Segre del 9 de marzo) denuncia que “el Museo de Lleida ha sido victima de un episodio de expolio de su colección de arte diocesano. Un capítulo más de las reivindicaciones rapaces que desde el obispado de Barbastro hacen”. Mientras siguen defendiendo que el expolio lo hacemos nosotros porque ellos nunca lo han hecho, el Ministerio de Cultura lleva años cantando “Las mañanitas de San Juan” con una falta de rigor vejatoria para la España ignorada. ¿O quizás me equivoco y no tenemos los mismos derechos políticos? ¿Esta es la razón del largo proceso que sólo ha podido resolver la Justicia? A esta vocación cantarina del ministro, sea del partido que sea, se sumaron los obispos de Lérida aupados en el pavés de los políticos catalanes que hicieron su bandera de este blanqueo de obras de arte. Choca leer que el Círculo de Amigos del Museo de Lérida -que pudiera llamarse Círculo de Amigos de lo ajeno- denuncie “que la política catalana les ha abandonado”. Si esta es la opinión de la curia ilerdense según la prensa, hay otra pregunta ¿esas obras en litigio eran propiedad del gobierno catalán o de las diócesis?
Mientras surgen más preguntas absurdas sobre esta vieja historia, convertible en la novela titulada “Te arreglo el campanario si me das una cosita”, por supuesto preciosa, siguen escribiendo majaderías como “que las piezas no se nos devuelven, sino que Lérida nos las regala”. Lo dice “La Mañana” del 8 de marzo bajo el título “El arte que regalaremos”, lanzándonos una especie de maldición gitana que nos devorará reclamando piezas entre nosotros, incluso del obispo de Gerona al que invitan a pleitear contra nuestras diócesis.

Así que metan al bolsillo el diente de ajo, pónganse la cruz en el cuello, y hagan firme propósito de no callarse cuando alguien -más allá o más aquí de las fronteras- diga tonterías como estas. A veces pienso que les eximiría lo mucho que sufren sospechando que el bisonte de Altamira es originario de las montañas de Gerona. Asunto de mucha tensión porque llevarse la cueva es un problema de genios como Leonardo, que dicen retrató a la Gioconda en el río Llobregat a su paso bajo el puente de Castellvell. Como esto sólo puede sostenerse con mucho humor, llenaron de claveles rojos la puerta del museo para decirnos que esto no ha terminado aquí. Y seguimos a la espera del pícaro cuplé que elija el ministro del ramo, mientras la Iglesia de Barbastro y el Gobierno de Aragón deberán seguir trabajando a conciencia.

El Periódico de Aragón: La realidad de un despropósito (elperiodicodearagon.com)

Ni un paso atrás

Posted on Actualizado enn

Con gran alegría celebramos el pasado 18 de diciembre la decisión del Juzgado de Barbastro de ordenar la ejecución provisional de la sentencia que condena al Obispado de Lérida y al Museo de Lérida a devolver las 111 piezas que pertenecen a las parroquias del obispado de Barbastro-Monzón. El juez Carlos Lobón ha aceptado así  la petición realizada el 24 de noviembre por Barbastro-Monzón y el Gobierno de Aragón para que se ejecute la sentencia dictada hace un año.

Pero no podemos dormimos. Por un lado, EL 21 de diciembre, la Plataforma de entidades cívicas de Lérida pidió una “acción contundente” para parar la ejecución provisional del Juzgado de Barbastro pues temen por la pervivencia del Museo de Lérida una vez se devuelvan las piezas a Barbastro. En un tono más sensato, pero ya totalmente prescrito y caduco, el Director del Museo de Lérida, Josep Giralt, pidió que las administraciones aragonesas y catalanas dejen la vía judicial y se pongan a dialogar. Hay que recordarle que estos son bienes eclesiásticos, no de ninguna administración pública, y las parroquias propietarias ni pueden ni deben renunciar a la propiedad de las mismas, ni el Obispo de Barbastro-Monzón puede hacer dejación de sus funciones de administrador superior de la diócesis procurando que estas parroquias recuperen lo que se les ha secuestrado. El tiempo del diálogo hace mucho tiempo que pasó, cuando el entonces obispo de Lérida, Monseñor Ramón Malla, allá por el año 1998, inició el litigio canónico y diseñó una enmarañada madeja junto con el Presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, para apropiarse de lo que no era suyo mediante la creación del Museo de Lérida y su consorcio civil-eclesiástico.

Por otro lado, el Círculo de Amigos del Museo de Lérida, ahora que lo ven todo perdido tras 23 años de triquiñuelas legales, acaban de enviar una Carta al Consorcio del Museo de Lérida donde, entre otras cosas, dicen querer acudir al Papa Francisco. En el encuentro de nuestra Plataforma Sijena Sí con el Obispo de Lérida, y en nuestra primera carta al obispo de Lérida, entregada en mano, además de la Carta Abierta de nuestro coordinador, ya advertíamos de la posible judicialización civil del proceso, que nadie deseaba. Allí recordábamos que el Obispado de Lérida pidió ayuda al Vaticano en 1998 para que certificase la propiedad de las 111 piezas a favor de Lérida. Las 26 sentencias vaticanas siguientes condenaron sin paliativos a Lérida a devolverlas a sus legítimos propietarios. ¿Van ahora a apelar de nuevo al Papa? ¿Saltándose además la intermediación del Arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Monseñor Juan José Omella, porque consideran que “este mantiene un criterio bastante conocido y no escondido a favor de la tesis aragonesa“? ¿Cómo podría ser de otro modo si, como Cardenal, respeta a los tribunales eclesiásticos?

Nuestra Plataforma considera que es un escandaloso despropósito que el actual obispo de Lérida, Monseñor Salvador Giménez Valls –que nos dijo claramente hace dos años que si pudiera devolvería al día siguiente las piezas de Barbastro pero se lo impedía el estar en el Consorcio del Museo- haya participado en la apelación de la sentencia condenatoria del Juzgado de Barbastro. Podría haber pasado a la historia como quien obedeció a los tribunales de la Iglesia e hizo entrar en razón a su clero y a la feligresía leridana. Por nuestra parte, confiamos en que el Vaticano será consecuente con las propias sentencias que dictó y pedimos al Papa Francisco que obligue de paso al Sr. Obispo de Lérida a que obedezca la actual sentencia del juez civil y evite añadir más leña al fuego y más división entre comunidades hermanas. Reiteramos también nuestro total apoyo al Obispo de Barbastro-Monzón, Monseñor Ángel Pérez Pueyo, por su valentía para acabar de una vez por todas con este espinoso asunto que ensucia la credibilidad de la Iglesia y rompe la fraternidad.

Pero no está todo conseguido. Tal como anticipan los Amigos del Museo de Lérida, podrían intentarse presiones serias para que se llegara a una vía de “consenso” político tras tantos pleitos judiciales. Seguimos recordando con estupor cómo, tras haber ganado la propiedad de los bienes de Sijena, el Gobierno de Aragón intentó en 2016 consensuar una propiedad compartida con Cataluña. Es probable que el Obispado de Lérida y los políticos catalanes, como se desprende de las recientes críticas de Alberto Velasco, anterior director del Museo de Lérida, reactiven esta estrategia. Ante ello diremos claramente a los políticos aragoneses: ¡NI UN PASO ATRÁS! ¡Ni en este pleito ni en el de Sijena!

Finalmente, de igual forma que felicitamos al Gobierno de Aragón por sus gestiones para que se reinicien las visitas al Monasterio de Sijena, lamentamos la escasa inversión que se incluye en los presupuestos de este año, que no es acorde a la PNL aprobada recientemente por todos los grupos de las Cortes de Aragón declarando el 2023 como Año de Sijena, reivindicación de esta Plataforma desde su fundación. Pedimos que se incremente en la última tramitación del Presupuesto.

Medios:

Justicia civil en los bienes aragoneses

Posted on Actualizado enn

Nos parece interesante ofrecer aquí este artículo de Jorge Español Fumanal, abogado del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena y consejero legal en los pleitos de la diócesis de Barbastro-Monzón. Fue publicado por el Heraldo de Aragón el 30 de noviembre de 2020.

A Dios lo que es de Dios y al César, lo del César. Pero, ¿cómo es que la Iglesia no ha tenido más remedio que acudir al César en el litigio de los bienes?

No fueron aquí treinta monedas de plata como las que los rabinos judíos dieron a Judas, sino veinte millones de euros lo que costó a las instituciones políticas catalanes que el Obispo de Lérida Ramón Malla metiese la colección de arte diocesana en un nuevo museo civil para así frustrar la efectividad de la sentencia vaticana dictada sobre los 111 bienes de las parroquias aragonesas, y todo ello, tristemente, con la anuencia del Vaticano en medio de dicho litigio.

La ignorancia de los despistados políticos y juristas aragoneses fue tal, que no se dieron cuenta de que cuando el Vaticano ordenó “devolverlos” al sucesor de Ramón Malla, Mons. Ciuraneta, éste, lejos de hacer esto, pidió permiso a la consejera de cultura catalana Caterina Mieras para “disponer” de ellos, como si acaso fuese su dueño y tuviese entonces que disgregar la colección al hacer una “donación” libre a favor de las parroquias aragonesas.

Pero, como no era dueño, no podía disponer de ellos, sino solo devolverlos, y para esto, no había que pedir permiso a nadie, por mucho incluso que estuviesen metidos con mala fe en esa colección indivisible, pues, las colecciones no se hacen con bienes ajenos, como recientemente ha sentenciado el Tribunal de Conflictos Jurisdiccionales y en igual sentido el Tribunal Supremo inglés en el caso de los herederos del Dr. Feldmann contra el Museo Británico.

El Obispado de Barbastro-Monzón llegó a plantear un atrevido exequátur, pretendiendo que la justicia civil española le ejecutase la sentencia vaticana, pero fue rechazado a mitad de 2011 por la Audiencia de Huesca, lo que se aprovechó en el Tribunal Constitucional en 2012 para resolver el asunto más antiguo y polémico que allí tenía, el ejercicio del derecho de retracto por el Gobierno de Aragón sobre los bienes del Monasterio de Sijena, que supuso el mazazo definitivo para que Aragón se olvidase para siempre de todos sus bienes. Solo hubo un problema para Cataluña: yo no me olvidé.

Si los más altos tribunales de la Iglesia católica ya juzgaron esto, ¿por qué ahora se acude a la justicia del César? Es muy sencillo. Por un lado, los jueces canónicos nos daban la razón, pero, por otro, los políticos de la Iglesia ponían en Lérida a cuál obispo más desobediente para que estos bienes se quedaran allí. El virtuoso obispo de Barbastro-Monzón Alfonso Milián, recientemente fallecido en loor de santidad, firmó dos acuerdos con sus homólogos de Lérida –fundamentales para ganar el pleito civil-, que estos ni siquiera intentaron cumplir, lo que ha justificado el actual Obispo de Lérida diciendo que era porque actuaban “intimidados” por la disciplina eclesiástica. Para decir dislates tan extravagantes como éstos, es mejor renunciar al cargo.

La brillante Sentencia del Juzgado de Barbastro de 2019 ha vuelto a juzgar por lo tanto este asunto de cero, incluso negando efecto alguno a la sentencia vaticana dictada, aunque luego coincida con ella. Una cosa es que ésta no lleve aparejada una ejecución directa y otra muy distinta es que en un pleito civil no deba ser observada por el juez español de no resultar absurda o injusta. ¿Es lógico que un juez civil quiera interpretar el Derecho Canónico cuando sus mayores expertos son los doctos canonistas del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica que ya se han pronunciado sobre ese asunto concreto? ¿Qué motivos hay para no respetar o no seguir dicha alta sentencia canónica?

En los EE.UU., donde la separación Iglesia-Estado es más rígida que en España, en el asunto Watson versus Jones que trataba de las propiedades de los entes segregados de una diócesis, su Tribunal Supremo estableció: “Cuando una confesión religiosa crea sus propios tribunales para dirimir sus discordias internas sobre el gobierno y administración de sus órganos subordinados, es obligado para los tribunales civiles aceptar sus sentencias como vinculantes, incluso en materia civil, de no resultar absurdas”.

Documentos:

La Audiencia Provincial confirma la sentencia de las pinturas de Sijena

Posted on Actualizado enn

La Audiencia Provincial de Huesca ha ratificado la sentencia que condenaba ya en 2016 a la Generalitat a devolver las pinturas expoliadas en Sijena por uno de sus funcionarios, Josep Gudiol, en 1936.

Es una noticia para tirar cohetes, de esas que esperamos tantos años y que, cuando llegan, debemos volver a leerlas dos veces para dar crédito a nuestros ojos. Pero, aunque la Justicia sea exasperantemente lenta, como dijimos en nuestra petición a la Audiencia Provincial a principio de este año, va produciendo los resultados esperados: ¡estamos mucho más cerca de devolver lo que es de Sijena, por justicia y dignidad!

En este larguísimo camino, que a tantos se les ha hecho interminable, hemos tenido que avanzar de jalón en jalón hasta llegar aquí. No es el final del trayecto, seguramente. Tercos con sus mentiras, sus leyendas y sus egoístas ambiciones, es de esperar que la parte catalana recurrirá al Tribunal Supremo en casación, a pesar de no haber sabido defender allí ninguno de los anteriores pleitos (Bienes de Sijena, bienes de las parroquias del Aragón Oriental…). Es su forma de seguir dilatando la inevitable ejecución final de la Justicia.

Tal como hemos pedido recientemente en nuestras comparecencia ante las Cortes de Aragón, instamos a estas y al Gobierno de Aragón a seguir el plan de ruta que propusimos: declárese el 2023 como “Año de Sijena” y créese una comisión que redácte cuanto antes el Protocolo de recepción e instalación de las pinturas de Sijena. Debe incluir expertos nacionales e internacionales que tapen la boca a los que la Generalitat ha pagado para que nieguen públicamente que las pinturas puedan trasladarse. Esto no será, de todos modos, ningún escollo para que se traigan a Aragón,
pero supondrá el último capítulo en su inútil y desesperada lucha por dilatar la fecha de entrega. Ocultan que ellos las han movido y reinstalado varias veces, incluida una exposición en Nueva York. Es una muestra más de su desprecio a la capacidad de Aragón de cuidar de su patrimonio y un nuevo hito en su permanente intento de convertir un pleito civil por la posesión de un bien en un asunto político inexistente.

Nada de esto hubiera ocurrido sin la entrega, sabiduría y valentía de quienes han liderado el proceso judicial durante muchos años, entre quienes no podemos dejar de mencionar a Ildefonso Salillas, Jorge Español y Alberto Gimeno, con la inestimable ayuda del historiador Juan José Nieto y de expertos como Alfonso Monforte. Ellos son los héroes del día.

Como Plataforma, brindamos la noticia a nuestro compañero y amigo Antonio Torres, que nos acompañó en la protesta dentro del MNAC en 2017 y nos dejó el pasado año. ¡Seguimos en la lucha, Antonio!

Aprovechamos para pedir a todos que sigan firmando en la campaña de firmas por esta devolución. ¡Faltan pocas para llegar a las 10.000!

Medios de comunicación:

¡Gracias, luchadores!

Posted on Actualizado enn

español-nieto-salillas-castellón)

Es importante dar a cada uno lo que le corresponde. Y en la corta historia de la lucha por el Códice de Doña Sancha, tenemos que mencionar aquí a cuatro miembros de nuestra Plataforma: Juan José Nieto y Jorge Español, que presentaron la denuncia original que facilitó su retención; Ildefonso Salillas, entonces alcalde de Villanueva de Sijena, que personó a su ayuntamiento en los juzgados; y José Jaime Castellón, actual alcalde de Sijena, que ha mantenido la lucha durante este último año. ¡Felicitaciones a todos!

Y, para poner los puntos sobre las íes y evitar lo que ocurrió en la recepción de los bienes de Lérida, el Heraldo de Aragón ha publicado hoy una nota de rectificación con este texto:

Señor Director del Heraldo de Aragón:
El pasado 23 de abril de 2020 su periódico publicaba una inexacta información sobre el preciado “Códice de Doña Blanca de Aragón” del Real Monasterio de Sijena.

El Códice fue depositado por un particular en el Archivo Histórico Provincial de Huesca para la posible compra por el Gobierno de Aragón el 10 de febrero. El director del archivo, Juan José Generelo y yo, coincidimos en la jornada “soñar Sijena” el día 23 de febrero. Allí me consultó sobre la posible procedencia del códice. Me alarmé porque sabía que desde hacía un año había un libro de estas características a la venta pero no lo había podido localizar. Tras unas comprobaciones, informé al director del archivo y al abogado de Villanueva de Sijena, Jorge Español, de que el Códice posiblemente desapareció del monasterio en la Guerra Civil. Jorge Español redactó conmigo la denuncia que yo en persona puse el día 28 de febrero ante la Policía Judicial, tras los infructuosos intentos del entonces alcalde de Sijena, Alfonso Salillas y del abogado Jorge Español de contactar con los responsables del Gobierno de Aragón para realizar una acción conjunta. Era necesario actuar deprisa antes de que el particular retirase el Códice y saliese de Aragón para siempre y lo perdiéramos. Desde el Archivo Histórico Provincial de Huesca nos remitían a la dirección General de Patrimonio, inoperativa porque los responsables del Gobierno de Aragón estaban en una exposición de Sijena en Sicilia. Eso sí, en dicho Archivo, al comprender su posible procedencia ilícita, aceleraron informes lo más rápido posible para la intervención del Códice.

A raíz de esta denuncia, en la que nunca participó el Gobierno de Aragón como se deja entender en su noticia, la Policía Judicial intervino el preciado manuscrito y decretó el depósito provisional del mismo ante dicho Archivo Histórico mientras durase la investigación penal que el Ayuntamiento de Sijena inició por medio de su letrado Jorge Español. De no haber sido por esto, ahora mismo el manuscrito ya no estaría en Aragón y se habría perdido para siempre. Terminada la investigación penal, el Ayuntamiento pidió al Juzgado que el manuscrito se entregarse solidariamente al Gobierno de Aragón y al Ayuntamiento para dejarse en depósito definitivo ante el Archivo Histórico Provincial de Huesca, y no es hasta este momento, cuando sorprendentemente se persona en autos el Gobierno de Aragón que pidió lo mismo. Felizmente, hoy mismo, el Juzgado ha decidido que no se devuelva al particular que lo ofrecía en venta y quede ese rico códice en situación de depósito definitivo en dicho Archivo.

Heraldo de Aragón presenta la noticia que todos los pasos para la preservación del Códice han sido solo mérito del Gobierno de Aragón. Otros medios no. La realidad es que ha sido el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena con la colaboración mía y de Jorge Español los que han impedido que se comercie con ese manuscrito y que Aragón lo haya perdido para siempre. La Fiscalía de Huesca ha corroborado esta titánica acción de recuperación patrimonial en donde el Gobierno de Aragón poco o nada ha tenido que ver lamentablemente. Como ve, la realidad es bastante distinta de lo que ha publicado su medio. Me parece muy grave la desinformación a sus lectores, a los que ni con esas lograrán ustedes engañar en este asunto, y ruego que conforme a mi derecho de rectificación, publiquen ustedes esta carta en plazo legal.

Fdo: Juan José Nieto Callén en Barbastro a 24 de abril de 2020.
Doctor en Historia por la Universidad de Zaragoza

IMG-20200509-WA0000

El cardenal Omella manifiesta que los bienes del Aragón Oriental tienen que volver

Posted on Actualizado enn

cardenal-omella

El arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), el aragonés Juan José Omella, ha manifestado en una entrevista a Radio Huesca sobre la situación actual de la pandemia por el coronavirus que el litigio de los bienes religiosos de la Diócesis Barbastro-Monzón depositados en el Museo de Lérida y que Cataluña se niega a devolver, “está durando mucho, es demasiado largo”. El también cardenal, en una entrevista concedida a Radio Huesca, ha mostrado su deseo de que el juez “dé ya la solución”.

El juez titular del Juzgado número 1 de Barbastro emitió en diciembre un fallo favorable a la devolución de los 111 bienes retenidos en Lérida que la Generalitat de Cataluña ha conseguido desviar al Tribunal de Conflictos Jurisdiccionales, lo que vuelve a dilatar el proceso.

Omella, que fue obispo de esta Diócesis entre diciembre de 1999 y mayo de 2004, ha recordado que ya entonces “se nos pidió que los pueblos que tenían piezas artísticas en el Museo de Lérida las reclamaran por escrito, y así se hizo. El presidente de la CEE ha recordado la sentencia del derecho canónico ‘rex clamat domino’ (la cosa llama a su dueño) para afirmar que estos bienes “tienen que volver”.

El prelado ha reconocido que la solución está clara y es sencilla pero que “los litigios complican los asuntos”. Asimismo, ha señalado que “tendremos que tener mucha paciencia, pero yo repito siempre el viejo adagio de que ‘la verdad padece pero no perece’.

Medios:

“Nos alegra la vuelta de las obras y todo lo que sea para el bien de Sijena”

Posted on Actualizado enn

hna-sylvie-patricia-puertolas

Reproducimos íntegramente esta importante entrevista a la Hermana Sylvie realizada por Patricia Puértolas para Heraldo de Aragón (11-03.2018)

Sylvie (no usan su apellido) es el nombre de la priora de las hermanas de Belén asentadas en el monasterio de Sijena. La orden asegura compartir la alegría del regreso de las 95 obras de arte recuperadas y además, consciente del creciente interés por el monumento, se muestra dispuesta a ampliar los días de visita.

¿Cuándo llegaron al monasterio de Sijena? ¿Qué motivó su elección?

La orden llega en el año 1985. El objetivo era devolver la vida al monasterio, al que le faltaba lo esencial, su alma. Además, coincidieron búsqueda y necesidad, es decir, nosotras teníamos el deseo de establecernos en España y, al mismo tiempo, las monjas sanjuanistas precisaban encontrar una orden que pudiera sustituirlas.

¿Qué tipo de acuerdo firmaron con las propietarias, la orden de San Juan de Jerusalén?

Tenemos un contrato de alquiler, que fue renovado en el año 2000. La orden sanjuanista es la propietaria y nosotras, las inquilinas. Dentro del convenio, que tiene una vigencia de 90 años, una de las condiciones más importantes es conservar la finalidad original del monasterio: el uso religioso. No es el único acuerdo alcanzado. También está vigente el firmado con el Gobierno de Aragón, en el que figuran las obligaciones derivadas de la catalogación del monasterio como Bien de Interés Cultural.

Dentro de ellas, figura el deber de abrirlo al público cuatro días al mes. Ahora mismo, cumplen con ese mínimo, ¿están dispuestas a ampliar los días de visita, especialmente ante el creciente interés que suscita el monasterio?

Hemos observado una mayor demanda y estamos buscando la forma de ampliar los días de visita. Ahora mismo, se abre cada sábado de 10.30 a 17.00, a lo que ya hemos añadido un programa de visitas bajo reserva previa. Tiene lugar entre semana y está dirigido a grupos como asociaciones, escolares o personas mayores. Además, estamos sopesando abrir un día más, los viernes, aunque todavía estamos buscando la fórmula más adecuada.

¿Cuál es la dificultad?

Los guías son voluntarios, todos tienen obligaciones y por lo tanto, habría que aumentar el número de personas dispuestas a colaborar. Hay que compaginar el creciente interés de la sociedad con nuestras propias posibilidades. De hecho, este es nuestro reto permanente: hacer compatible nuestra vida con las demandas de las instituciones y la sociedad.

¿Cuál es el perfil de los guías y en la actualidad, de cuántos voluntarios disponen?

Ahora mismo, hay unas 15 personas, que deben seguir un programa de aprendizaje y estudio, así como elaborar su propio guión. Hay un perfil muy variado, aunque la mayoría son universitarios o profesionales de diferentes ámbitos.

Si la dificultad estriba en encontrar voluntarios, ¿han pensado en contar con guías externos? ¿La DGA ha llegado a ofrecerles esta posibilidad?

De momento, no, ya que cuentan con un ajustado presupuesto.

Y si les ofrecen esta opción, ¿la aceptarían?

Sí, por qué no, es una posibilidad, aunque, de momento, la red de voluntarios funciona y es capaz de absorber la actual demanda de visitantes.

Tras la llegada del último lote de obras (44 procedentes del Museo de Lérida), la exposición se abre un día menos. El domingo ya no forma parte del horario habitual. La DGA ha explicado que ha sido atendiendo a sus deseos, ¿por qué han solicitado su supresión?

Ha sido un acuerdo entre ambas partes. Durante la etapa anterior, vimos que el domingo disminuía de forma importante el número de visitantes. Además, es nuestra jornada de comunidad, es decir, es el día en el que, por ejemplo, salimos a caminar y visitar nuevos parajes naturales.

Tras una larga batalla judicial, han vuelto 95 de las 97 obras reclamadas, ¿han tenido la oportunidad de verlas? ¿Cómo valoran su regreso?

Hemos ido a visitarlas. Nos conmueve observarlas, ya que forman parte de la historia del monumento y en especial, de la vida de las hermanas sanjuanistas. Nos suscitan mucho respeto; son testigo y símbolo de siglos de vida dedicada a Dios.

¿Han seguido el litigio? ¿Qué opinan sobre el regreso de los bienes?

Son piezas que pertenecen a la orden sanjuanista y han vuelto a su lugar de origen. Su regreso nos alegra por sus propietarias y además, enriquece la visita al monasterio. Nos produce alegría todo aquello que suponga un bien para el monasterio y para las personas que viven y visitan esta comarca.

Tras su acondicionamiento, la sala de exposición ocupa los antiguos dormitorios, ¿han cedido el uso de este espacio al Gobierno de Aragón? ¿Cuál es el acuerdo?

Tenemos un acuerdo de cesión verbal, que fue realizado de forma apresurada, ya que era necesario acondicionarlo ante la inminente llegada de las obras.

Su uso es temporal. La DGA ha anunciado que ha redactado un Plan Director, en el que incluye la creación de una zona museística definitiva en las dependencias de doña Sancha, ¿usan este espacio? ¿Han acordado su cesión?

Sí, conocemos el proyecto. Las denominadas dependencias de doña Sancha están en mal estado y por lo tanto, sin uso. La DGA tiene previsto recuperar esta zona, lo que nos parece una gran idea, tanto a nosotras como a las sanjuanistas. Ambas órdenes estamos en contacto constante y cualquier decisión es antes consensuada.

Tras la creación del nuevo espacio, es muy posible que el interés siga en alza. En ese momento, ¿estarían dispuestas a ampliar los días de visita o, por ejemplo, atender el ruego de realizar un recorrido único, es decir, que una exposición y cenobio?

Sería lo ideal. Compartimos esa visión, aunque, de momento, no hemos encontrado la forma de materializar esta propuesta, pero estamos hablando y buscando la fórmula más adecuada.

¿Qué condiciones deberían darse para que haya una visita única?

Hay que contar con un número amplio de guías. Tenemos una postura abierta y entendemos el creciente interés por el monasterio; consideramos muy importante el diálogo con el Gobierno de Aragón.

Las pinturas de la sala capitular forman parte de un segundo litigio y además, es muy posible que haya nuevas reclamaciones. La dimensión pública del monasterio seguirá creciendo, ¿les inquieta? ¿Se han llegado a plantear un cambio de ubicación?

No nos planteamos esta posibilidad, lo que nos planteamos es cómo mejorar, ya que la situación ha cambiado y tenemos que adaptarnos. Un monasterio es un lugar de hospitalidad y por lo tanto, tenemos que mantener nuestras puertas abiertas. El reto está en compaginar ese creciente interés con nuestra vida para no dejar de ser lo que somos: monjas dedicadas a la oración.

El Obispado de Barbastro-Monzón demanda civilmente al Museo y al Obispado de Lérida

Posted on Actualizado enn

frontal_san_hilario_buira
Frontal de altar de San Hilario o Frontal de Buira (siglo XIII)

 

Con alegría recibimos la noticia de que el Obispo de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez, ha ordenado que se presente una demanda civil contra el Museo y el Obispado de Lérida. El objetivo es conseguir que sean devueltas las 111 piezas de las parroquias del Aragón Oriental que el museo ilerdense retiene.

El obispado de Lérida perdió varios juicios eclesiásticos hace más de diez años y manifestó en sede judicial civil hace unos meses que no era propietario de esas piezas, pero no puede sacarlas del museo debido a los obstáculos que pone el consorcio del museo y las leyes “ad hoc” que la Generalitat promovió para blindar estas piezas  que no son suyas.

La Plataforma Sijena Sí, desde sus comienzos, se ha planteado apoyar el resto de reivindicaciones similares, como el caso de Barbastro. Por ello, llevó en mano una carta al obispo de Lérida, creó un grupo de acción en Barbastro y organizó una marcha ciudadana a Berbegal, donde se leyó un manifiesto reclamando la pronta devolución de estas y otras piezas. En breve organizará nuevas acciones para apoyar a Barbastro.

¡Barbastro sí, por justicia y dignidad!

Medios:

2018_02_18-Obispo_Barbastro

220 personas marchan hasta Berbegal para reclamar unidad, justicia y dignidad

Posted on Actualizado enn

 

2017_11_26-Barbastro1 (1)

En una jornada emocionante, la Plataforma Sijena Sí ha logrado reunir a 220 personas en una marcha que ha partido de dos puntos, Barbastro y El Tormillo, para confluir en Berbegal. Desde niños de apenas un año, en coche de bebé, a personas de más de 80, una riada de ciudadanos solidarios han llenado la plaza de Berbegal de cantos, alegría y esperanza vestidos con camisetas “Made in Monegros”.

A pesar de la inclemencia del tiempo al comienzo de la mañana, diversos caminantes han partido a las 8:30 de El Tormillo, donde se reivindica el regreso de una portada románica que se instaló en una iglesia de Lérida, para llegar a Peralta de Alcofea, 11 kilómetros más tarde, donde se pide también la recuperación de dos tablas románicas también en Lérida, y proseguir hasta Berbegal, a 7 kilometros. En Berbegal se reclama la vuelta de un frontal románico de incalculable valor. Tras recorrer 18 kilómetros, también ha llegado allí un grupo desde Barbastro, que reivindica la devolución de 112 piezas que también custodia el Museo de Lérida y sobre las que pesan varias sentencias eclesiásticas.

Al llegar a Berbegal ha habido un acto reivindicativo presentado por Fernando Herce en el que han dado la bienvenida a los caminantes José Carlos Boned (Alcalde de Berbegal), Obdulia Gracias (Alcaldesa de Peralta de Alcofea), Isabel Campo (Delegada de El Tormillo), Ildefonso Salillas (Alcalde de Villanueva de Sijena) y Carlos Jurado (Coordinador de Sijena Sí en Barbastro). Entre jotas (Javier Badules), música de gaita (Leandro Cucalón) y cantos de Labordeta (Amigos de la Guitarra del Altoaragón), miembros de la Plataforma Sijena Sí han leído el “Manifiesto de Berbegal” donde han celebrado la unidad de los cinco pleitos y reclamado que el Ministro Méndez de Vigo ejecute la orden judicial que ha recibido exigiéndole la devolución de las 44 piezas de Sijena. Después se han repartido banderas de la Plataforma con el nombre de cada una de las localidades.

No ha faltado una nota de humor, con Antonio Carreras disfrazado del Bandido Cucaracha amenazando desde su caballo “Si no va la policía, irá Cucaracha”.

El acto ha contado con abundante presencia de medios de comunicación, entre los que cabe destacar la televisión autonómica aragonesa, RTVE, TV3 de Cataluña y Huesca Televisión. Todas ellas han hecho reportajes que se han emitido en sus respectivos telediarios. Contamos también con la presencia de Radio Huesca y sus emisoras locales de Barbastro y Sariñena, Cope Barbastro, SER, Aragón Radio, Onda Cero, Catalunya Radio…, y con reporteros de Heraldo, El Periódico de Aragón, Diario del Altoaragón, El Cruzado Aragonés, Servicio Catalán de Noticias…

El día ha concluido con una comida fraterna en el pabellón de Peralta donde se ha compartido una generosa paella.

¡Gracias a todas y todos los que habéis contribuido al éxito de este día memorable!

FIRMAS: La plataforma continúa pidiendo a los ciudadanos que se unan a su campaña de firmas en www.sijenasi.com para exigir que los bienes expoliados por los museos de la Generalitat vuelvan a Aragón.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Santi Vila: explique sus intenciones sobre Sijena como candidato a Presidente de la Generalitat

Posted on

santi_vila

Ante la presentación de la candidatura de Santi Vila a la Presidencia de la Generalitat, la Plataforma Sijena Sí pide al exconseller que explique qué piensa hacer con el caso Sijena.

La Plataforma quiere recordar que la Fiscalía del Tribunal Supremo ha pedido iniciar acciones judiciales contra el exconsejero de Empresa de la Generalitat, Santi Vila, y posible candidato a la Presidencia de la Generalitat, por los supuestos delitos de prevaricación y desobediencia. Los cometió mientras estuvo al frente de la Consejería de Cultura, en la que incurrió posiblemente en al menos tres delitos de desobediencia, como negarse insistentemente a cumplir las órdenes judiciales que le mandaban devolver a Aragón la colección artística del Monasterio de Sijena (Huesca), retenida todavía en el Museo de Lérida, donde Sijena Sí se manifestó el pasado mes de julio.

El caso se abrió a instancias del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena (Huesca), que pidió mediante su abogado, Jorge Español, la apertura de acciones penales contra Vila y su sucesor en la Consejería de Cultura, Lluis Puig. La plataforma espera que el Tribunal Supremo siga dando trámite a esta reclamación.

La plataforma continúa pidiendo a los ciudadanos que se unan a su campaña de firmas en www.sijenasi.com para exigir que los bienes expoliados por los museos de la Generalitat vuelvan a Aragón.

Medios de comunicación: